Control Distribuido

Una serie de estaciones de trabajo se distribuyen el control sobre los equipos, poniendo la información a disposición de los demás mediante protocolo propietario independiente de los servicios de red, lo que permite que cualquier estación pueda supervisar todo el conjunto. Se pueden establecer estaciones principales como respaldo y supervisón de otras de tipo secundarias.